Presentando Minchador en el Vinalab

Hace unas semanas que Daniel Twal me propuso ir al Vinalab para hablar acerca de Minchador a comerciantes locales de Vinaròs. Cosa que hice el martes pasado.

Para mi era interesante el plantarme por fin a hacer una presentación pública sobre mi nuevo producto, pero la verdad que no me apetecía hacerlo en el típico sarao de presentación de proyectos de emprendedores o inversores, a día de hoy no me interesa invertir las pocas energías que le puedo dedicar a Minchador en preparar ese tipo de eventos; pero me atraía muchísimo la posibilidad de plantarme a presentar delante un pequeño grupo de posibles potenciales clientes y otros comerciantes tradicionales para ver si era capaz de comunicar las bondades del producto.

Como se enmarcaba en un evento especial de comercio y tenía 45 minutos de presentación, no le veía sentido a limitarme hacer una presentación de producto en plan comercial, y tampoco es mi estilo.

Por eso preferí empezar hablando sobre plataformas que, como Minchador, ayudan a vender o convertir de alguna forma las visitas a clientes poniendo ejemplos de algunas de ellas por un lado, y mostrando y haciendo hincapié sobre casos reales que conozco por otro: Taller deDos, las cenas de Movember y Milán Dopico.

Después continué presentado Minchador como producto y qué problemas soluciona, así como comentando el roadmap con algunas de las cosas que se pueden esperar para el futuro. Aproveché para comentar los 2 casos más llamativos que a día de hoy están utilizándolo: Brasería Les Caves y La Jamonería.

Y para terminar aproveché el momento para comentar por encima algunos de los tópicos más habituales que se ven por ahí sobre vender por internet.

Dejo la presentación aquí:

La verdad que estuvo interesante hacerlo, me llevé algunos contactos y, un poco de rebote, la posibilidad de que nuevos restaurantes entren a probar la beta cerrada.

Minchador.com en beta cerrada

No es ninguna noticia, ya hace un par de meses que empecé a enviar invitaciones a los pre-registrados a minchador y a lo que le di un poquito de bombo por twitter pero sobre lo que no había escrito.

La fase alpha

Previamente a darles acceso a los primeros usuarios me dediqué a hacer algunas demos de la versión pre-alpha y más entrevistas a un par de hosteleros de confianza, para escuchar sus ideas y propuestas. Mi idea nunca ha sido hacer una aplicación a medida para un restaurante en concreto, pero algunas de esas propuestas y necesidades me hiceron pensar en soluciones algo más genéricas para resolver ciertos escenarios y problemáticas.

Pienso que es una práctica muy recomendable mostrar una versión temprana de tu producto a tus potenciales clientes y recoger su feedback, pero ojo con confundirlo con hacer una solución ad hoc a las necesidades de esos potenciales clientes.

La fase beta cerrada

Hablando ya sobre la beta cerrada, la mayoría de los usuarios que hicieron caso al email de registro (a día de hoy 24 de 94, una cuarta parte) hicieron lo que esperaba: se dieron de alta, entraron, navegaron un poco por la aplicación web, como mucho alguna reserva de prueba y se fueron.

Algunos por suerte me dejaron feedback de errores y gazapos que no tenía controlados, no hay nada mejor que gente usando tu software para darte cuenta de lo descuidado que has sido, además me ayudó a darme cuenta de un par de pequeñas funcionalidades necesarias en las que no había caído. También algunos amigos que saben mucho de esto de crear productos en internet, me dieron algunos consejos y opiniones de esos que siempre son bienvenidos.

Además, unos pocos de los usuarios dados de alta son restaurantes, de los cuales un par de ellos ya lo están usando y recibiendo reservas: Brasería Les Caves en Calella y Letras de Laurel de Logroño. Eso ha significado mucho y muy buen feedback que ha ayudado a madurar y mejorar el producto al haber surgido algunos problemas en situaciones reales con clientes reales.

La situación actual es que es un producto que ya hace su función en un contexto real, pero posiblemente la beta cerrada todavía se alargue unos meses más. Podría decir que la razón es que necesito algunos restaurantes más para ver si necesita más mejoras y terminar de cerrar el pricing, pero la realidad es que es más una cuestión de que ando con otros proyectos entre manos, y esto no me permiten darle la dedicación necesaria para terminar de lanzarlo en condiciones. Vamos, la misma razón por la que me ha costado tanto tiempo conseguir tenerlo en este punto :P.

Grails tip: Importar direcciones de email de LaunchRock

Sigo trabajando en minchador, no al ritmo que hubiera querido (espero escribir sobre ello), pero sigo dándole.

Estoy ya preparando el lanzamiento de la beta cerrada arreglando detalles: mejorando textos, ajustando cositas de la UI, dándole vueltas al email de bienvenida, importando los mails de los que se han ido registrando en la landing hecha con LaunchRock

Pues bien, para sacar las direcciones de LaunchRock dejan a tu disposición la posibilidad de descargar los datos en un fichero en formato CSV con la siguiente estructura:

“timestamp”,”email”,”domain”,”user_clicks”,”user_signups”,”referred_by”,”ref_url”

Entonces lo que hice fue prepararme un sencillo Service de grails para importar tan sólo las direcciones, el código es el siguiente:
 

class LaunchRockService {
def emails
    def getEmailsFromCSV(csv) {
     def emails = []
     def lines = csv.split(‘\n’)
     lines.each{
     def email = it.split(‘,’)[1]
     emails << email.replaceAll(‘”‘,”)
     }
     return emails
    }
    def getEmailsFromFile(file){
     def lines = file.text.split(‘\n’)
     def total = lines.size()-1
     lines = lines[1..total]
     emails = getEmailsFromCSV(lines.join(‘\n’))
    }
    def emailIsForBeta(email){
     return emails.contains(email)
    }
}

 

Lo que hago es pasarle una instancia de File del csv de LaunchRock a getEmailsFromFile y recuperar todas las direcciones de email. En mi caso ejecuto ese método en el BootStrap de grails para tenerlas cargadas en memoria y acceder a launchRockService.emails desde otras partes de mi aplicación.

Ya puestos dejo el código junto a los tests los hice con especificaciones de Spock en un gist, por si a alguien le interesa.

El no-diseño de minchador

Algo que se me ha criticado en múltiples ocasiones, tanto delante de una cerveza como por mundos interneteriles, desde que hice público mi nuevo proyecto: minchador, es lo fea de la foto de la página de pre-registro a la beta.

No es que no sea fea, que lo es. Pero era la única foto que tenía mía que no sale gente en estado ebrio (o de camino) o parece que por la mesa han pasado una panda de cavernícolas.

Pero como dijo un tal Reid Hoffman, co fundador de LinkedIn:

“Si no te da vergüenza la primera versión de tu producto, es que esperaste demasiado para lanzar.”

Bien, esta cita de un tipo de los que podríamos llamar exitoso en esto del internet. Que no es un producto lo que lancé, pero me sirve un poco de defensa :D.

Por supuesto hay que coger con pinzas esta cita, como muchas otras, no volverse loco y salir a lo bruto; que es lo que seguramente da la sensación que he hecho yo. Pero realmente el publicar un launchrock así, en pelotas, para mi tenía su sentido por 2 cosas principalmente:

  • 1 – Comprobar el interés que puede haber en un producto así antes de empezar a invertir mucho tiempo y dinero. Principalmente de restaurantes o de posibles distribuidores/revendedores del producto.
  • 2 – Darme presión social para obligarme a dedicar tiempo para lanzarlo en poco tiempo. Aunque debo reconocer que, por razones varias, en el pasado no me resultó efectivo

La verdad que sí he encontrado cierto interés, como es obvio no muchos restaurantes para la beta inicial, pero sí un puñado de posibles revendedores. Y, cosa que no me esperaba tan inicialmente, posibles integraciones con sitios de terceros.

También he empezado a recibir esa presión de ¿cómo lo llevas?, como era de esperar :).

Por otro lado me ha servido para conocer un poco más el sector, a posibles aliados y a nueva competencia de productos que hacen cosas similares.

En realidad, no sólo de funcionalidad similar, sino de muchas más funcionalidades; cosa que espero que a la larga juegue a mi favor: Al tener un producto más simple, que sólo hace un par de cosas, tratar de ser el que mejor las hace.

En fin, que por ahora no sigue siendo más que un producto en fase de desarrollo que poco a poco ya va teniendo cara y ojos, del que estoy deseando tener entre manos ya el logo 😉

Nuevo producto: Minchador, sistema de reservas para restaurantes

Algunos ya lo sabéis. Aunque no le haya dado mucho bombo, no es ningún secreto que estoy trabajando en sacar un producto propio. Y a raíz de ello he pensado darle un poco más de vida al blog escribiendo sobre esta nueva aventurilla; principalmente porque me obligará a ordenar mis pensamientos, a hacer retrospectiva de aciertos y errores, vete a saber si también a alguien le puede servir de algún modo de aprendizaje (aunque las hostias propias enseñan más y mejor)… y si alguien me da algún tipo de feedback, ya perfecto :P.

El producto en cuestión se llama minchador. Y es una idea muy sencilla y poco original: un sistema de reservas para restaurantes.

Sí, sé que existe competencia, incluso creo que han habido proyectos/empresas con ideas muy similares que han cerrado… como en cualquier otro sector, supongo. Por supuesto que no se puede entrar a competir con proyectos con muchos más recursos con sus mismas armas, como pueden ser los directorios de restaurantes.com, eltenedor, pidemesa… que con mucha más financiación que la que yo puedo tener, parecen estar en una lucha por captar mucho tráfico, hacer más fuerza comercial llamando a restaurantes y hacer desarrollos más completos (¿complejos?).

Con este panorama (y que mi financiación es entre escasa e inexistente), está claro que hay que enfocarlo desde ya en aportar valor como para que clientes paguen por ello y salir a vender. Y no es por ir del palo Lean, buzzword con tanto hype en los últimos tiempos, es por pura necesidad.

La intención es que sea un producto diferenciado, a grandes rasgos y por orden de prioridad (totalmente subjetivo, por supuesto):

  • Simplicidad de uso tanto para los restaurantes como para sus clientes.
  • Widgets webs de los restaurantes y aplicación para páginas de facebook.
  • API para integraciones propias y de terceros.

Ahora mismo, son las 3 cosas en las que estoy trabajando, teniendo en cuenta también como se va a comercializar. Como podéis ver, pretende ser un servicio casi invisible para los clientes finales, y para los restaurantes un canal nuevo por el que recibir reservas, tratando de ser lo menos intrusivo posible a sus procesos actuales de gestión de reservas.
Por eso más a futuras me planteo cosas como desarrollar plugins para CMSs y demás hierbas, integraciones con servicios externos, posibilidad de crear webs tipo marca blanca para los restaurantes…

Hasta el momento tan sólo existe online una landing para registrarse a la beta, hecha con launchrock y una (mala) foto mía de una cena en un japonés hace la tira de tiempo; ya que por no tener, todavía no tengo logo, pero está de camino :).

Espero en un par de semanas tener una landing en condiciones y empezar la beta cerrada trabajando con muy pocos restaurantes, y poder ver así si el producto está correctamente enfocado o hay que cambiar ciertas cosas.

Por otro lado espero poder terminar de afinar el pricing (ya adelanto que, salvo giro inesperado, se cobrará por reserva) y empezar a hablar con algunos posibles distribuidores, porque ambas cosas están totalmente relacionadas.
Y cuando tenga estas dos cosas más cerradas, también escribiré sobre ello, por supuesto! 🙂