Un repaso a mi 2013

No tenía muy claro si hacer un pequeño resumen de lo que me ha pasado durante el año. Me cuesta mucho pensar en lo que han sido estos 12 meses, además que para mi el cambio de año natural nunca he pensado que resulte para mi un punto y aparte del anterior, ni mucho menos. Pero es un momento en el suelo mirar un poco atrás a ver si voy hacia donde quería o si por contra me he desviado mucho, cosa que suele ser bastaaaaaante habitual :D.

Creo que puedo decir que, con sus subidas y bajadas, ha sido mi mejor año desde que me gano la vida con esto del desarrollo de software. En todas partes cuecen habas y algunas temporadas las he pasado bastante putas, sufrir retrasos en algunos pagos, me ha tocado tragar bastantes marrones y pasar alguna noche sin dormir por causas laborales… o simplemente por puro estrés. Pero mi sensación a estas alturas es que ha sido un gran año en lo profesional (si es que se pudiera separar de lo personal), mejorando en mucho el anterior por mi reinicio.

A primeros de año empecé a trabajar en un proyecto de una temática la mar de interesante, todo un reto tecnológicamente hablando, con una empresa amiga como cliente y colaborando con una “gran” consultora (ojo, en el contexto de lo que es el sector en Aragón). En principio parecía que íbamos a trabajar de un modo mucho más ágil de lo que son sus estándares. Incluso me veía capaz de demostrar que con otro modo de trabajar podría ayudar sacar mejores productos. Pero como depende de la suerte de las personas que vayan a ejecutar contigo un proyecto, al final se intoxicó y enrareció el ambiente hasta el punto que preferí abandonar el proyecto, desde luego no me puse a trabajar por mi cuenta para rememorar tiempos pasados trabajando en empresas más tradicionales.

Durante el principio de año seguí colaborando con qstion, colaboración que continuó hasta hace unos pocos meses y proyecto con el que recuperé mi flow trabajando con rails tras un par de años sin trabajar con ello en serio, y donde me tocó pelearme y aprender un buen puñado de servicios externos. En enero tuve mi primera colaboración puntual con ShuttleCloud para un web scraping puntual, que pocos meses después se convirtió en una relación más estable que requería más de mi disponibilidad, y desde hace un tiempo requieren mucho menos de mi pero seguimos colaborando, y yo encantado de ello. Un proyecto del que nos despegamos del día a día a primeros de año fue Sinnaps, pero al que ha habido que darle puntualmente dedicación. También tuve mi primera experiencia trabajando para una administración pública con una experiencia… mejorable, pero aún así creo que sacamos algo decente, se hizo lo mejor que se pudo. Durante el verano comenzamos a trabajar en la definición de mhop, también me encargué de buscar diferentes perfiles para completar los roles necesarios para desarrollar la primera versión entre mis colaboradores habituales, actualmente la evolución del producto corre bajo mi responsabilidad. Ya a finales de verano o primeros de otoño, tras algunas reuniones, trabajar propuestas y otras cuestiones burocráticas se confirmaba que nos contrataban para trabajar en el proyectoSinNombre.

Parece que este año de nuevo el perfil mayoritario de mi clientela y facturación han sido las startups.

El gran damnificado de tanta actividad en mis trabajos como freelance ha sido sin duda minchador, al que sólo he podido dar disponibilidad puntualmente, estoy tratando de desquitarme pronto. Otra cosa que hice en los últimos meses fue fundar Biera Solutions, la empresa que pretendo utilizar como paraguas de los diferentes productos que pueda ir desarrollando… sólo falta ponerme en serio a desarrollar producto e ir dejando un poco de lado tanto trabajo como freelance.

Por otro lado, no hace mucho que se hizo efectivo el cierre oficial de Jobsket; una aventura que empezáramos con Jordi y Martín en 2008; y que resultó un máster para nosotros. Aprendimos muchísimo y además pudimos conocer de primera mano virtudes y miserias dentro del mundillo startapil – intenetero en españa, y me temo decir que fueron más miserias. Por cierto, que la propiedad del software está en venta, si tienes algún interés en comprarlo contacta con nosotros y hablamos.

Cambiando de tercio, una cosa que he hecho bastante menos este años es dar charlas, me cuesta mucho esfuerzo prepararlas y prefería impartir las menos posibles. Aún así algunas impartí, tanto puramente técnicas como desde el punto de vista de creación de producto, sin entrar tanto en el apartado tecnológico y sí más en el metodológico.

Tampoco he viajado demasiado este año, y lo poco que lo hice fue en su mayoría por trabajo o por saraos: me pasé por Valencia unos días de desksurfing, por Madrid en un par de ocasiones, en Logroño, también en Miravet, en Tenerife por el AOS, en Barcelona otro par de ocasiones…

En resumen, ha sido un año interesante y variado, en el que he conseguido algo de estabilidad que me permite empezar el año que viene de forma bastante optimista. Y aunque espero hacer algunas cosillas a primeros de año, no me voy a proponer objetivos excesivamente concretos a largo plazo, definitivamente sé que soy incapaz de cumplirlos :D. Lo único que me marco como objetivo sí o sí es reservar más tiempo para trabajar en proyectos propios durante 2014. Veremos.

Pues nada, feliz an nou!.

Una respuesta en “Un repaso a mi 2013

  1. Pingback: Semana 291 | Arragonán

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *